Noticias

Mayoría de perros que mordieron a niños eran de su propia casa

AGOSTO 29, 2018
En el 2017 se hospitalizaron 37 menores en el Hospital Nacional de Niños por mordeduras de perros, la cifra más alta en la historia. De ellos, unos 32 fueron mordidos por perros que vivían en la misma casa, es decir, que conocían al menor. Por el contrario, solo cinco de esos casos fueron ataques callejeros.

Además, según los registros del mismo hospital, la mayoría de ataques a menores se dan en niños con edades entre el año y los 9 años.

Debido a estos datos, es que esta mañana el Hospital de Niños, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el Patronato Nacional de la Infancia (Pani) hicieron un llamado para que las personas responsables de perros, niños y niñas cumplan un rol responsable y aseguren la buena convivencia entre ambos.

Patricia Vega, ministra de la Niñez y la Adolescencia, recordó que las mascotas pueden ser tanto un animal que ayuda a los niños incluso como una forma de terapia, en quien pueden encontrar un amigo, o bien, en un animal agresivo que le ataque. La diferencia la hace el humano a cargo de ambos.

Para esto, es necesario indicarle al niño algunas reglas para convivir con los animales, así como estar pendiente de las necesidades del perro.

“Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y psicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, dijo Yayo Vicente, representante de Senasa. En los primeros meses del 2018 esta institución ha recibido 800 denuncias por mala tenencia.

Recuerde que antes de que ocurra un ataque, usted como encargado puede tomar acciones para que esto no ocurra. Si quiere obtener más consejos puede visitar la página www.evitemordeduras.com.

La campaña lanzada esta mañana, llamada “Prevengamos las mordeduras de perros” es impulsada por el Hospital de Niños, el Pani, Senasa, Doctor Robert, Grupo INS, Nexgard, Súper Perro y Telecable.

Una campaña pretende evitar las mordeduras de perros en el país

AUG 29 2018
La prevención depende, en gran medida, del dueño de un animal. No importa la raza ni el tamaño, solo el cuidado y la responsabilidad.

Las mordeduras de perro alcanzaron el año pasado la cifra más alta en los últimos 15 años.

La campaña es apoyada por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa). Esa institución firmó una directriz para participar más activamente de las investigaciones tras una mordedura.

Profesionales de la institución valorarán a los animales para evitar que sucedan casos similares.

La tenencia irresponsable de un animal puede ser multada hasta con 10 salarios base. También podría tener consecuencias en sede judicial.

*En el 2017, 37 niñas y niños requirieron internamiento hospitalario por mordeduras de perro. La cifra más alta en 15 años.

29 de agosto de 2018
El llamado es para que todo adulto que tenga a cargo el cuidado de una niña o niño o sea el responsable de un perro, tome acciones para evitar que las mordeduras afecten la salud de la población infantil en Costa Rica.

¿Qué hacer si una niña o niña es mordido por la mascota?

Debe trasladarlo de inmediato al centro médico más cercano sin importar que la herida sea pequeña.

El Hospital Nacional de Niños, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y el Servicio de Salud Animal (SENASA) se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros” que inició hoy con una conferencia de prensa, para llevar el mensaje a toda la ciudadanía y a cada rincón del país, con el apoyo de los medios de comunicación.

“El Hospital Nacional de Niños es testigo de las lesiones graves que sufren los menores como consecuencia de mordeduras de perro y está en la obligación de promover la corrección de unos mitos existentes en nuestra sociedad relativos a la convivencia responsable entre niñas, niños y perros. Esta campaña es un espacio didáctico para hablarle a la sociedad costarricense señalar estos mitos y procurar corregirlos”, explicó la Directora General del HNN, Olga Arguedas.

“En el Hospital Nacional de Niños el año 2017, atendimos 37 niños y niñas, que requirieron hospitalización por mordeduras de perro, pero calculamos que la cifra puede ser cuatro veces mayor, si se toman en cuenta los casos que no requirieron internamiento. Esos 37 casos registrados conforman la cifra más alta de los últimos 15 años. Los niños y niñas entre los 1 y 9 años es el grupo que más sufre las mordeduras. La provincia de donde se reciben más afectados por esta situación es San José”, comentó la Jefa del servicio de cirugía reconstructiva del HNN, Cinthya Mora Mesén,

Por su parte, Yayo Vicente, representante de SENASA, comentó que es importante conocer al perro y cómo reacciona con niñas y niños: si permite que lo acaricien, le toquen sus juguetes, su comida o le invadan su territorio. “Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y sicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, concluyó Vicente.

Asimismo, en los primeros siete meses del año 2018, SENASA ha recibido 800 denuncias por mala tenencia. SENASA también hace un llamado para vacunar a los perros contra la rabia, enfermedad en la que no se debe bajar la guardia. Aunque el último caso de Rabia Canina en humanos registrado en Costa Rica, fue en el año 1987, en el poblado de Tempatal, en La Cruz de Guanacaste la enfermedad es una amenaza constante, sobre la que hay que ejercer vigilancia permanente.

Por su parte la Ministra de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Vega, agregó: “Nosotros en el PANI, como órgano rector de velar por el bienestar de la niñez en Costa Rica, estamos muy complacidos de que el Hospital Nacional de Niños, SENASA, empresas privadas y medios de comunicación ayuden a llevar el mensaje de responsabilidad que tienen los adultos, llámense padres, abuelos, tíos o cuidadores de velar por la seguridad de los niños y niñas a su cargo”.

¡Adultos a estar alerta!

La campaña está dirigida a las personas adultas a cargo de niñas y niños y también a los dueños de perros. Esta se basa en el concepto de promover la sana convivencia entre niños, niñas y perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

¿Qué ocurre con la mascota que mordió a un niño?

SENASA se encarga de valorar el bienestar animal y la tenencia responsable; de encontrar incumplimiento se procede a retirar el animal para mantenerlo por 10 días en vigilancia, para determinar algún cambio clínico compatible con rabia canina.

Para ello existen 25 recomendaciones que contribuyen a prevenir las mordeduras de los perros a las niñas y niños. (Ver cuadro adjunto de mitos y realidades)

Esta campaña es impulsada por el HNN, SENASA y el PANI con el apoyo de: Doctor Robert, Grupo INS, Nexgard, Súper Perro y Telecable.

El sitio oficial para encontrar las recomendaciones www.evitemordeduras.com

El énfasis de mensajes mediante prensa, radio y redes sociales se extenderá durante un mes.

Descargue aquí el documento "Mitos y Verdades sobre Mordeduras de Perros".

*****
Para mayor información comunicarse con Vicky Luna Salas al 8714-3454 contacto de prensa de campaña “Prevengamos las Mordeduras de perros” o con el departamento de Relaciones Públicas del Hospital al 2523-3600 ext. 4243, Flor Agüero al 25871759, SENASA.

SENASA promueve la convivencia responsable entre niños y perros

Agosto 29, 2018
En el 2017, 37 niñas y niños requirieron internamiento hospitalario por mordeduras de perro; la cifra más alta en 15 años.

De acuerdo con el Servicio de Salud Animal (SENASA), el llamado es para que todo adulto que tenga a cargo el cuidado de una niña o niño o sea el responsable de un perro, tome acciones para evitar que las mordeduras afecten la salud de la población infantil en Costa Rica.

El Hospital Nacional de Niños, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y SENASA, se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros”, que inició hoy con una conferencia de prensa para llevar el mensaje a toda la ciudadanía y a cada rincón del país con el apoyo de los medios de comunicación.

“El Hospital Nacional de Niños es testigo de las lesiones graves que sufren los menores como consecuencia de mordeduras de perro y está en la obligación de promover la corrección de unos mitos existentes en nuestra sociedad relativos a la convivencia responsable entre niñas, niños y perros. Esta campaña es un espacio didáctico para hablarle a la sociedad costarricense, señalar estos mitos y procurar corregirlos”, explicó la Directora General del HNN, Olga Arguedas.

El año pasado el Hospital Nacional de Niños atendió 37 niños y niñas que requirieron hospitalización por mordeduras de perro

De acuerdo con SENASA, en los primero siete meses del año 2018 han recibido 800 denuncias por mala tenencia. SENASA también hace un llamado para vacunar a los perros contra la rabia, enfermedad en la que no se debe bajar la guardia.

Adultos a estar alerta
La campaña está dirigida a las personas adultas a cargo de niñas, niños y también a los dueños de perros. Esta se basa en el concepto de promover la sana convivencia entre niños, niñas y perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

37 menores fueron internados en Hospital de Niños por mordeduras de perro durante el 2017

Hace 23 horas
La campaña que lanzó el Hospital de Niños, Senasa y el PANI busca aclarar 25 mitos relacionados con mordeduras de perros. Uno de ellos es el que existen razas peligrosas, pues en realidad lo que que podría haber son dueños irresponsables. Foto con fines ilustrativos. .Marvin Caravaca

Durante el 2017, 37 menores debieron internarse en el Hospital Nacional de Niños (HNN) como consecuencia de mordeduras de perro.

“Se trata de aproximadamente un caso cada diez días. Esto nos preocupa. Una mordedura no es solo a una parte del cuerpo del niño, también al alma. Muchos de ellos pueden quedar con estrés postraumático y cuadros de ansiedad después de este incidente, o sufrir cicatrices que les afecten su autoestima”, señaló Olga Arguedas, directora del HNN.

Esta cifra tiene preocupadas a las autoridades de Salud, pues es la más alta en 15 años y todavía faltaría sumar lo reportado por otros centros médicos.

“Es un proceso que requiere de muchas atenciones. Se les tiene que hacer lavado quirúrgico, someterlos a cirugía reconstructiva (en caso de necesitarla) y darles antibiótico durante al menos siete días. Si tomamos en cuenta la cantidad de niños que no requieren hospitalización, la totalidad de afectados por mordedura puede ser cuatro veces mayor”, expresó Cinthya Mora, jefa de cirugía reconstructiva del HNN.

De acuerdo con Mora, la mayoría de las víctimas tiene entre uno y nueve años de edad.

Por este motivo, el HNN, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) lanzarán la campaña Prevengamos las mordeduras de perros, en donde piden a los padres que si su hijo es mordido deben trasladarlo de inmediato a un hospital, independientemente de si solo tiene una herida pequeña.

La consigna es que todo adulto que tenga a cargo a un menor tome las medidas del caso y vigile a sus pequeños cuando interactúan con perros.

De la misma forma, se busca que todos los dueños sean responsables con su mascota y que la tengan acostumbrada a socializar con gente, en un lugar donde pueda tener el espacio necesario para desenvolverse y con la alimentación adecuada.

La campaña también busca aclarar varios mitos. Uno de ellos es el que existen razas peligrosas.

“No hay razas ‘seguras’ o ‘peligrosas’, existen dueños irresponsables. Un perro bien socializado y que cuente con buen espacio y buena atención no atacará de buenas a primeras a un niño”, afirmó Yayo Vicente, representante de Senasa.

Las autoridades también insisten en desmitificar ideas como: “a mí nunca me va a morder un perro”, “mi perro nunca mordería”, “si mi perro mordió a un niño Senasa va a sacrificarlo” o “los perros que se crían en casa desde cachorros son más tranquilos”.

En todos los casos, se debe recordar: “si hay una sana convivencia entre los niños, niñas perros y hay supervisión responsable de adultos, podemos evitar las mordeduras”, recalcó Patricia Vega, ministra de la Niñez y la Adolescencia.

Quienes deseen encontrar más recomendaciones pueden ir al sitio: www.evitemordeduras.com.

POLÍTICAMENTE INCORRECTO

hace 19 horas

Estos son los mitos y verdades sobre las mordeduras de perros
Si usted tiene niños a cargo, preste atención a esta información

31 agosto, 2018
Como medida preventiva para erradicar la cifra de menores atendidos por mordeduras de perros, el Hospital Nacional de Niños, en conjunto con el PANI y SENASA, han lanzado la campaña “Prevengamos las mordeduras de perro”.

Como parte de la campaña, las autoridades comparten algunos de los mitos y verdades sobre este tipo de accidente.

Esto es lo que usted debe saber sobre las mordeduras de perro:

Nunca me va a pasar a mí. En CR existe 1 perro por cada 4 personas la probabilidad de tener un encuentro con un perro es muy alta y el conocimiento del lenguaje muy poco. Le puede pasar a cualquier niña o niño.

Mi perro nunca mordería.No debe subestimarse las emociones de los perros, todos queremos creer que nuestros perros son buenas mascotas, pero son seres vivos y sus reacciones pueden no ser predecibles, por ejemplo con miedo o con alguna enfermedad.

Mi perro esta adiestrado, no va a morder. Las emociones de los perros al igual que en los humanos no están ligadas al desarrollo del intelecto. Si bien el adiestramiento ayuda a que el perro se comporte mejor, esto nunca puede omitir que el animal se enoje o sienta miedo ante alguna situación especial, o que este enfermo.

Solo los perros grandes muerden a los niños porque son más agresivos.Todos los perros grandes y pequeños tienen la capacidad de morder. Es evidente que una mordedura de un animal más grande tiene mayores implicaciones físicas y secuelas en las personas menores de edad. NO es lo mismo que nos pise una persona a que nos pise un caballo.

Los perros mas bravos son los American Stanford y los Pitbull. No existen razas peligrosas, solo dueños peligrosos, así como niñas y niños mal vigilados. En la conducta, la genética importa menos que el ambiente. Pero es una realidad que existen individuos, en todas las razas, más propensos a causar accidentes. Muchas veces por no ser adecuadamente socializados y otras por enfermedad o haber desarrollado una condición, como ceguera o sordera.

Si le toca la comida a un perro, él lo atacará. Los perros al igual que las personas y los demás animales, defendemos la comida y el espacio. Muchos animales pueden enseñarse para que les acaricien e incluso que se les remueva la comida mientras se alimentan. Pero no es la regla.

Si se acerca a tocar los cachorros de una madre los va a atacar. Si hay una probabilidad alta por eso no se recomienda en especial que los niños toquen los cachorros de perra parida sin supervisión de sus padres, pues algunas tienen un instinto maternal muy desarrollado.

El HNN reportó en el 2017, un total de 37 niños atendidos por mordeduras de perro, la cifra más alta en los últimos 15 años, sin tomar en cuenta, la cantidad de menores de edad que no requirieron internamiento.

Los niños que llegan al hospital por lesiones provocadas por mordeduras de perro, se encuentran en su mayoría, en un rango de edad de 1 a 9 años.

SENASA ha recibido 800 denuncias por mala tenencia de perros en lo que va de este 2018.

Para mayor información sobre la campaña, recomendaciones y medidas preventivas, las autoridades que impulsan la campaña, han habilitado el sitio web www.evitemordeduras.com.

Autoridades llaman a promover la convivencia responsable entre niños, niñas y perros

Miércoles, 29 Agosto 2018
*En el 2017, 37 niñas y niños requirieron internamiento hospitalario por mordeduras de perro. La cifra más alta en 15 años.
* En los primeros siete meses de 2018, SENASA ha recibido más de 800 denuncias por mala tenencia.

El llamado es para que todo adulto que tenga a cargo el cuidado de una niña o niño o sea el responsable de un perro, tome acciones para evitar que las mordeduras afecten la salud de la población infantil en Costa Rica.

El Hospital Nacional de Niños, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y el Servicio de Salud Animal (SENASA) se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros” que inició hoy con una conferencia de prensa, para llevar el mensaje a toda la ciudadanía y a cada rincón del país, con el apoyo de los medios de comunicación. “El Hospital Nacional de Niños es testigo de las lesiones graves que sufren los menores como consecuencia de mordeduras de perro y está en la obligación de promover la corrección de unos mitos existentes en nuestra sociedad relativos a la convivencia responsable entre niñas, niños y perros. Esta campaña es un espacio didáctico para hablarle a la sociedad costarricense señalar estos mitos y procurar corregirlos”, explicó la Directora General del HNN, Olga Arguedas.

“En el Hospital Nacional de Niños el año 2017, atendimos 37 niños y niñas, que requirieron hospitalización por mordeduras de perro, pero calculamos que la cifra puede ser cuatro veces mayor, si se toman en cuenta los casos que no requirieron internamiento. Esos 37 casos registrados conforman la cifra más alta de los últimos 15 años. Los niños y niñas entre los 1 y 9 años es el grupo que más sufre las mordeduras. La provincia de donde se reciben más afectados por esta situación es San José”, comentó la Jefa del servicio de cirugía reconstructiva del HNN, Cinthya Mora Mesén,

Por su parte, Yayo Vicente, representante de SENASA, comentó que es importante conocer al perro y cómo reacciona con niñas y niños: si permite que lo acaricien, le toquen sus juguetes, su comida o le invadan su territorio. “Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y sicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, concluyó Vicente.

Asimismo, en los primeros siete meses del año 2018, SENASA ha recibido 800 denuncias por mala tenencia. SENASA también hace un llamado para vacunar a los perros contra la rabia, enfermedad en la que no se debe bajar la guardia. Aunque el último caso de Rabia Canina, registrado en Costa Rica, fue en el año 1987, en el poblado de Tempatal, en La Cruz de Guanacaste la enfermedad es una amenaza constante, sobre la que hay que ejercer vigilancia permanente.

Por su parte la Ministra de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Vega, agregó: “Nosotros en el PANI, como órgano rector de velar por el bienestar de la niñez en Costa Rica, estamos muy complacidos de que el Hospital Nacional de Niños, SENASA, empresas privadas y medios de comunicación ayuden a llevar el mensaje de responsabilidad que tienen los adultos, llámense padres, abuelos, tíos o cuidadores de velar por la seguridad de los niños y niñas a su cargo”.

La campaña está dirigida a las personas adultas a cargo de niñas y niños y también a los dueños de perros. Esta se basa en el concepto de promover la sana convivencia entre niños, niñas y perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

Para ello existen 25 recomendaciones que contribuyen a prevenir las mordeduras de los perros a las niñas y niños. (Ver cuadro adjunto de mitos y realidades) Esta campaña es impulsada por el HNN, SENASA y el PANI con el apoyo de: Doctor Robert, Grupo INS, Nexgard, Súper Perro y Telecable

El sitio oficial para encontrar las recomendaciones www.evitemordeduras.com, El énfasis de mensajes mediante prensa, radio y redes sociales se extenderá durante un mes.

NIÑOS, NIÑAS Y PERROS Y 25 ACCIONES PARA MEJORAR CONVIVENCIA

29 de agosto de 2018
El llamado es para que todo adulto que tenga a cargo el cuidado de una niña o niño o sea el responsable de un perro, tome acciones para evitar que las mordeduras afecten la salud de la población infantil en Costa Rica.

El Hospital Nacional de Niños, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y el Servicio de Salud Animal (SENASA) se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros” que inició hoy con una conferencia de prensa, para llevar el mensaje a toda la ciudadanía y a cada rincón del país, con el apoyo de los medios de comunicación.

“El Hospital Nacional de Niños es testigo de las lesiones graves que sufren los menores como consecuencia de mordeduras de perro y está en la obligación de promover la corrección de unos mitos existentes en nuestra sociedad relativos a la convivencia responsable entre niñas, niños y perros. Esta campaña es un espacio didáctico para hablarle a la sociedad costarricense señalar estos mitos y procurar corregirlos”, explicó la Directora General del HNN, Olga Arguedas.

“En el Hospital Nacional de Niños el año 2017, atendimos 37 niños y niñas, que requirieron hospitalización por mordeduras de perro, pero calculamos que la cifra puede ser cuatro veces mayor, si se toman en cuenta los casos que no requirieron internamiento. Esos 37 casos registrados conforman la cifra más alta de los últimos 15 años. Los niños y niñas entre los 1 y 9 años es el grupo que más sufre las mordeduras. La provincia de donde se reciben más afectados por esta situación es San José”, comentó la Jefa del servicio de cirugía reconstructiva del HNN, Cinthya Mora Mesén,

Por su parte, Yayo Vicente, representante de SENASA, comentó que es importante conocer al perro y cómo reacciona con niñas y niños: si permite que lo acaricien, le toquen sus juguetes, su comida o le invadan su territorio. “Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y sicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, concluyó Vicente.

Asimismo, en los primeros siete meses del año 2018, SENASA ha recibido 800 denuncias por mala tenencia. SENASA también hace un llamado para vacunar a los perros contra la rabia, enfermedad en la que no se debe bajar la guardia. Aunque el último caso de Rabia Canina, registrado en Costa Rica, fue en el año 1987, en el poblado de Tempatal, en La Cruz de Guanacaste la enfermedad es una amenaza constante, sobre la que hay que ejercer vigilancia permanente.

Por su parte la Ministra de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Vega, agregó: “Nosotros en el PANI, como órgano rector de velar por el bienestar de la niñez en Costa Rica, estamos muy complacidos de que el Hospital Nacional de Niños, SENASA, empresas privadas y medios de comunicación ayuden a llevar el mensaje de responsabilidad que tienen los adultos, llámense padres, abuelos, tíos o cuidadores de velar por la seguridad de los niños y niñas a su cargo”.

Adultos a estar alerta

La campaña está dirigida a las personas adultas a cargo de niñas y niños y también a los dueños de perros. Esta se basa en el concepto de promover la sana convivencia entre niños, niñas y perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

Para ello existen 25 recomendaciones que contribuyen a prevenir las mordeduras de los perros a las niñas y niños.

Esta campaña es impulsada por el HNN, SENASA y el PANI con el apoyo de: Doctor Robert, Grupo INS, Nexgard, Súper Perro y Telecable

El sitio oficial para encontrar las recomendaciones www.evitemordeduras.com

Senasa ha recibido más de 800 denuncias por mala tenencia de perros durante el 2018

30 Agosto, 2018
En los primeros siete meses del año 2018, el Servicio de Salud Animal (Senasa) ha recibido 800 denuncias por mala tenencia de perros.

Asimismo, las autoridades del Hospital Nacional de Niños (HNN) durante el año 2017 se atendieron 37 niños y niñas requirieron hospitalización por mordeduras de perros, aunque la cifra podría ser cuatro veces mayor, si se toman en cuenta los casos que no requirieron internamiento.

Por este motivo, Senasa, el HNN y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), se unieron para impulsar la campaña “Prevengamos las mordeduras de perros”, para llevar el mensaje a toda la ciudadanía y a cada rincón del país.

Yayo Vicente, representante de Senasa, explicó que es importante conocer al perro y cómo reacciona con niñas y niños.

“Los perros pueden modificar su conducta por enfermedades. También se debe considerar la salud y el bienestar integral: salud física, social, emocional y sicológica. Los cuidados básicos son: alimentación, agua fresca, revisiones veterinarias periódicas, afecto, ejercicio, higiene, socialización con otros perros”, indicó Vicente.

De igual manera, la jefa del servicio de cirugía reconstructiva del HNN, Cinthya Mora, señaló que la cifra de menores atendida en el 2017 es la más elevada de los últimos 15 años.

“Los niños y niñas entre los 1 y 9 años es el grupo que más sufre las mordeduras. La provincia de donde se reciben más afectados por esta situación es San José”, indicó Mora.

La campaña se basa en el concepto de promover la sana convivencia entre niños, niñas y perros, siempre y cuando haya una supervisión responsable de los adultos, un trato saludable para los animales y una comprensión del comportamiento animal.

En el sitio oficial de la campaña “Prevengamos la mordeduras de perros” podrá encontrar las recomendaciones www.evitemordeduras.com
Noticias

Contacto

Envíanos las consultas que tengas sobre buenas prácticas en el manejo de sus perros para que juntos evitemos mordeduras. Puedes llamarnos al SENASA al 25871690 o enviarnos un correo desde este formulario.

Contacto
Scroll